miércoles, 12 de abril de 2017

Post parto sin bebé

Después de un aborto tardío o parto extremadamente prematuro a las 17 semanas de embarazo, lógicamente sabía que mi hija no tenía posibilidades de sobrevivir, y aunque tuviera una entre diez mil millones, no se hace nada por ella por protocolo hospitalario hasta las 23 semanas. Se les deja ahí.

Dentro de la desgracia, mi niña venía enmantillada con la bolsa amniótica y membranas intactas, lo que permitió que no fuera tan traumático para ella ni para mi. Ella simplemente se fue apagando poco a poco, dejando de recibir oxígeno y nutrientes de mi cuerpo, pero sin la experiencia de un parto, ella no sufrió.
Yo, he tenido la suerte de apreciar su belleza, a través de la bolsa transparente, su aspecto tal cual era en mi interior.
Por un lado sentía la necesidad de estar más con ella, por el otro era demasiado duro... aveces me arrepiento de que ese momento fuera fugaz como las estrellas.
Inmediatamente después del aborto nacimiento, tuve que enfrentarme a la idea de que ya no estaba en mi interior, ya no estaba embarazada y eso era muy duro. Ya no iba a dar a luz en septiembre, porque ya lo hice. Todo pasó muy muy rápido.

Sentí el mundo caer sobre mi. Los primeros minutos no podía creerlo, preguntaba a las enfermeras si todo era un sueño. Era extraño sentir la sangre salir de nuevo tras 4 meses de amenorrea.
Después de un par de horas allí, la ginecóloga que me había atendido vino, me cogió de la mano, me avisó de que todo lo que iba a venir ahora sería un duelo que tendría que pasar, que llorara todo lo necesario. Yo no hacia más que preguntarle "pero ¿que ha pasado? Esta mañana estuve aquí y me dijeron que todo estaba bien...". Ella me dijo que sobre todo no me culpara, ¿cómo no iba a hacerlo? Mi hija estaba bien pero mi cuerpo la había expulsado demasido pronto..  Me dijo que, podía haber sido una infección que no dió la cara, ni fiebre... No sé. Dice que quizá nunca sepamos que pasó pero yo lucharé por encontrar una razón. 
Me volvió a hacer una ecografia para ver como se habia quedado el útero, yo solo miré a mi pareja, su cara fue muy dura, vió que no se veía nada, ya no había nadie ahí dentro... Aunque todo fué explulsado y no me quedaban restos de embarazo, me comunican que me quedo ingresada, el endometrio estaba engrosado y recomendaban el legrado para evitar hemorragia e infección. No muy convencida de ello accedí y firmé el consentimiento.
Cuando desperté ya estaba de camino a observacion y había terminado el legrado. A mi lado había una chica que venía de una cesárea, y un hermoso recién nacido sano en su pecho al que escuchaba respirar y tragar la leche de su madre, los miraba con ternura y a la vez muchísima pena. Nosotros  habíamos deseado una lactancia exclusiva a demanda y prolongada, el único deseo que se cumplió fue el parto natural. Las enfermeras se dieron cuenta de que los miraba y cerraron las cortinas inmediatamente. Pedí que me llevaran a mi habitación, con mi familia. De camino vi muchos bebés, embarazadas, un mundo que ya no iba conmigo, no dejaban de caerme lágrimas. Quería volver a ver a mi estrellita...
Desde la habitación escuchaba los monitores y los corazones de los bebes cabalgando en las barrigas de las madres a punto de dar a luz, pensaba que a mi ya no me pondrían esas correas. No podía dejar de llorar. Por suerte pude volver a casa ese mismo día, me hicieron análiticas y revisión en un mes y, ale, vuelta a la vida. Mi princesa no venía conmigo.
El mundo me parecía muy frágil.

Los días iban y venían, y yo era solo un cuerpo sin vida. Mis pechos estaban muy hinchados y en un golpe de curiosidad se me ocurrió estrujar mi pezón, salieron gotas de leche amarilla de estrella. Rompí a llorar. ¿ Si no podía vivir porque mi cuerpo se preparó para alimentarla? Se que es un proceso automático del parto, pero aún así...
Ya no podía irme a Alemania al día siguiente, además quería esperar a aquella revisión, alguna pista de lo que pasó. En cambio, mi pareja, mi pilar fundamental debía irse, debía volver al trabajo. Quedé desolada cuando se fué.
Muchos me decían que por "suerte", menos mal que esta desgracia pasó en España, donde tenía bastante apoyo, y no en Alemania donde sólo estábamos mi pareja y yo. ¿Acaso por eso duele menos?.
Después de dar explicaciones en nuestros trabajos, él consiguió escaparse a España conmigo unos días y estar a mi lado. Y entonces mi vida cogió un poco de impulso, dió un vuelco muy grande.
Él pasó a ser la persona más importante, la mitad de mi bebé, el que encendió aquella estrella, solo con amor.

Siempre había sentido cierta culpabilidad por estar lejos de mi familia (padres, hermano, abuelos...), más aún con la idea de privarlos ver crecer a mi hij@, el casarme en Alemania cuando todos querían verme casada aquí. Pues aunque sólo estamos a dos horas de avión, no es tan fácil como parece, a mi familia le resulta difícil organizarse viajes cuando tienen muchas responsabilidades en España.
Pues bien, a raíz de la desgracia, ese sentimiento de culpa acabó, no sólo porque ya no habría bebé, sino porque perdió el sentido... ¿podía pasarme algo más horrible que perder a mi hija?
Para mi, siempre había sido muy duro vivir en Alemania y deseaba volver a España para quedarme, formar mi familia, disfrutar de los nuestros bajo el sol mediterráneo. Pero cuando perdí a mi niña, busqué al diablo y para preguntarle si podía hacer un contrato: Él me dejaría cojer ese avión de vuelta a tierras germanas con mi princesa dentro y a cambio yo no volvería nunca a España.
El diablo por desgracia no se presentó.
Ahora deseo con fuerza retomar la que era mi vida allí, empezar otra vez, trabajar, dejar que mi cuerpo también haga lo suyo. Pero también soy consciente en que tendré que vivir un duelo distinto allí, cuando llegue a casa. Puesto que todo el embarazo lo pasé allí con ella, visualizando nuestro futuro, donde iba a poner todas sus cosas...

Yo estaba sangrando, no se si mi útero se estaba vaciando o simplemente lloraba conmigo. Llegué a odiarlo, por echarla de mi vida tan pronto.
Cuando fuimos a una revisión 15 después de todo y lo ví, pude descubrir sus heridas, estaba hinchado, había un pequeño hueco, se acordaba de lo que había pasado, supe que él también la extrañaba como yo, y dejé de culparlo más.
Ecografia de mi útero después de un aborto / parto prematuro.
 
No vimos el pólipo, o se desprendió en el parto o en el legrado. De todas formas me aseguraré con una histeroscopia cuando todo esté en su sitio. Pero si vimos unos folículos ováricos madurando, no lo podía creer (a sólo 15 días después de la pérdida), mi cuerpo se estaba preparando de nuevo para concebir. Aún no busco embarazarme de nuevo, ojalá pudiera. Me han dicho que espere dos reglas de las mías, con sus características, y si mi instinto no me engaña en 20 días llegará la menstruación. Una menos que contar... Se que mi cuerpo no me puede defraudar, me debe mucho.


He descubierto que la vida es frágil, y por eso es más valiosa. Veo que la primavera hace todo brotar sin importar lo duro que ha sido el invierno.
Mi niña me ha hecho más fuerte, apreciar la vida de una manera diferente.

Gracias por haber venido, aunque fuera poco.
Te quiero princesa ❤️ por siempre.

11 comentarios:

  1. Que dolor todo lo que haz pasado mujer, yo tuve hace un poco más de un mes una pérdida de 6 semanas y dolió y duele hasta el infinito... Dios quiera pronto tengas fuerzas para seguir adelante con tu esposo, que ese angelito los cuidará toda la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duele, estés de días o meses. En solo pocos días vemos pasar el resto de nuestra vida con ellos...
      Gracias por leer❤️

      Eliminar
  2. Que historia tan triste al leerla reviví la mía que fue en 2012, Dios es sabio y te va a saber recompensar, te cuento un poco mi historia que gracias a Dios hace casi 7 meses tuvo un final feliz, mi historia empieza hace 7 años cuando con mi marido decidimos tener nuestros primer hijo tarde un año en quedar, pero mi ilusión duro solo 15 días ahí me someti al primer legrado, los médicos me dijeron que por lo general siempre hay mayor chance que el primer embarazo se pierda, al año siguiente vuelvo a quedar embarazada era la mujer más feliz del mundo pero mi felicidad duro solo 19 semanas donde al igual que vos por parto natural nació un hermoso varón pero mi bebé ya nació sin vida, ahí me diagnosticaron incompetencia en el cuello del útero, pero no perdí la fe y las esperanzas y lo volví a intentar tarde un año y medio en volver a quedar en el transcurso de ese año y medio tuve un embarazo bioquímico, pero cuando volví a quedar mi bebé se implantó mal se implantó en mi trompa izquierda asi, pero tardaron dos meses en descubrir porque mi beta subía y no se veía al bebé, después de la operación me dijeron que me tenían que hacer muchos estudios para ver porque tantas perdidas, después de muchos estudios, entre los estudios y el miedo de otra pérdida tarde dos años en volver a quedar, y gracias a Dios hoy tengo a mi bebé arcoiris de casi 7 meses, el dolor de mi bebé de 19 semanas sigue estando y siempre va a estar, pero yo sé que él me cuida desde el cielo , solo te digo que no pierdas la fe, te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sammy, muchas gracias por contarme tu historia. Imagino esos años con pérdidas, y buscando embarazo, debió de ser devastador...
      Eres una gran luchadora jamás te rendiste y por eso conseguiste tu sueño.
      Escribo para que alguien que pase por algo así no se sienta sola, y al final me animáis a mi las que me contáis estas historias... Sé que realmente se puede, solo se necesita mucha fuerza!
      Y dime, te hicieron cerclaje directamente en tu último embarazo?? Yo iré vigilando pero no me lo recomiendan de primeras pprque se sospecha también de infección....
      Und abrazo enorme Sammy ❤️

      Eliminar
    2. Te cuento que este embarazo fue terrible, tuve muchísimo miedo de que algo pasará, por ese motivo me controlaron con ecos hasta la semana doce, cuando llegue a la semana doce la dra me dijo el cuello no modifico así que no te voy a hacer cerclaje,imagínate mi miedo que hiba a la guardia dos a tres veces por semana porque me sentía mal, siempre me hacían ecos y nada todo estaba bien , pero a la semana 19 me encontraron otra vez el cuello abierto y la dra me dijo que ya no era compatible para un cerclaje que tenía que confiar en dios y hacer reposo absoluto que teníamos que lograr llegar a la semana 24 para tener un poco de chance con el bebé, así que curse desde la semana 19 hasta la 36 en reposo absoluto, pero en un próximo si me tienen que hacer el cerclaje porque el llego a la 37 de milagro porque estaba muy arriba la dra me dijo en una palabra se aferro a vos, pero si ubiera bajado un poquito más no sabemos si lo hubiéramos logrado, te dejo un abrazo enorme y vos también sos una luchadora

      Eliminar
    3. Ayyy que coraje!!! No sólo superase las 24 semanas que te dijeron sino que casi llegas a término, todo en reposo por tu bebe❤️ lo admiro muchísimo!
      No tuviste ninguna sensación de dolor?? Presión en la espalda o como calambres menstruales?? flujo??
      Esque tengo mucho miedo de que mi caso sea incompetencia cervical, porque entonces puedo perder otro embarazo sin cerclaje... Uffff. Ojalá que fuera una infección del pólipo que ya por suerte no está. Voy a tener muchísimo miedo cuando vuelva a estar embarazada...
      Porque luego los médicos te dicen que todo lo que sientes es normal... y ya e visto que no. Yo tenía una amenaza de aborto en toda regla, si me la hubieran diagnosticado, no habría estado de aquí para allá, me habría quedado quieta en la cama y mi bebé estaría aún conmigo. En fin, esto es muy duro de asumir . 😢
      Gracias por contestar

      Eliminar
  3. Si es durísimo de asumir, pero no te eches la culpa, si tuve muchos dolores y mucha presión en la vagina todo el embarazo, yo te recomiendo que le digas a tu médico que te haga el estudio de la incompetencia y más si en tu país ya con una perdida el próximo embarazo se considera de riesgo, yo soy de Argentina y para que te hagan un cerclaje tenés que tener como mínimo dos perdidas de embarazos así avanzados, con uno solo no te hacen nada. Te mando un fuerte abrazo y estoy para lo que necesites

    ResponderEliminar
  4. lei tu historia,la siento en el alma por que pase por lo mismo hace un año, cursaba 22 semanas de embarazo y mi cuerpo expulso a mi bebita . lei tu historia y volvio a mi esa sensacion luego de que todo paso .la primer ecografia de control.fue uno de los momentos mas tristes de mi vida , luego de 5 meses de ecografias felices llenas de amor viendo crecer a mi bb , ahi estaba yo sola con el utero vacio .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento mucho 😢 Tampoco te dijeron el motivo?
      Espero que a día de hoy puedas sentirte mejor, tu Angel te acompaña siempre, estoy segura.

      Eliminar
  5. He perdido a mi bebe de 18 semanas hace 7 días. Aborto retenido tardío, provocaron el parto natural y después legrado. Leyendo tu texto he hecho lo mismo que tú y he apretado el pezon. Mi mundo ha vuelto a caerse, ha salido leche :( :( En mi caso llevaba 3 semanas muerta en mi interior y mi cuerpo no se dio cuenta hasta q no la escucharon el corazón en ecografia rutinaria. Y por lo que veo sigue sin darse cuenta.... esto es durísimo

    ResponderEliminar
  6. Terrible momento la primera eco tras la pérdida y toparte de lleno con el silencio y el vacío.
    Algo tan insoportable y lo soportas, sigues, ¿De dónde sale esa fuerza?
    Del amor, la nena se fue, el amor se quedó por siempre. Hoy he vuelto a tu blog, de 20 semanas y aterrada, me ha costado terminar de leer tu historia, me quedé en el post anterior hace meses, sufrí por ti y por tu hija.
    Pero hoy te leí con una noticia que me llenó de fuerza. Un abrazo

    ResponderEliminar