lunes, 23 de abril de 2018

El nacimiento de mi Arcoiris

ūüĆąMi PartoūüĆą 


El 6 de Abril a las 35+6 a medio d√≠a, al levantarme de coger una cosa del suelo, not√© como l√≠quido salir..ūüė≥ Se sent√≠a diferente al flujo porque era extremadamente calentito! Yo ya lo present√≠, y al rato sent√≠ como me ca√≠a de nuevo otro ppco, pero esta vez, las gotitas bajaban por la pierna... ufff empec√© a temblar, yo ya lo sab√≠a. Me sent√© y no quer√≠a moverme, por suerte mi marido estaba en casa y el termino de meter algunas cosas en La Bolsa del hospital, yo no dejaba de temblar!! En el hospital primero me hicieron monitores que no marcaban ninguna contraccion pero yo ya las sent√≠a flojitas. Me hacen test de l√≠quido amni√≥tico que dio Negativo ūüėĪ y volvernos casa... con diagn√≥stico de flujo o p√©rdida de Orina. Pero no, a los pocos minutos y despu√©s de hacer pis me sale un buen chorro!!! me hice una tira de pH en casa y sin duda era l√≠quido amni√≥tico. Volvimos al hospital, test esta vez POSITIVO y contracciones muy flojitas. Me qued√© ingresada ya que deb√≠a ponerme sola de parto en 24 horas o me lo inducir√≠an. Al cabo de unas horas, las contracciones eran cada vez m√°s fuertes,m y en cada una me sal√≠a m√°s l√≠quido. Pas√© la noche cont√°ndolas, respir√°ndolas, paseando por el pasillo del hospital... Hasta ah√≠ todo parec√≠a muy f√°cilūü§£ El tacto de la ma√Īana salieron 3cm y ya me subieron a paritorio... 

El paritorio era precioso, ba√Īera, radio, cama amplia para mi pareja y para mi, pod√≠a comer y beber cu√°nto quisiera...

Segu√≠ trabajando las contracciones con la respiraci√≥n, √©stas se hac√≠an cada vez m√°s y m√°s intensas. Durante la contracci√≥n empezaba a dar vueltas por la habitaci√≥n buscando instintivamente alg√ļn rinc√≥n o postura donde no me doliese, pero no lo encontraba. El dolor era como fuego en los ri√Īones que parec√≠a que te iba a partir en dos! Mi marido me dec√≠a, "claro por eso se llama parto" ūüėÖ Desde las 10 de la ma√Īana a las 14 de la tarde aguante como pude pero ya no pod√≠a soportarlo m√°s, y aunque mi marido me apoyaba, me fallaban las fuerzas y a √©l se le saltaban las l√°grimas de verle retorcerme de dolor. Asique ped√≠ la epidural, necesitaba un descanso, no pod√≠a imaginar que todav√≠a quedaba m√°s dolor... Y c√≥mo me alegro de haberla elegido, pude descansar un poco , cojer fuerzas..., la presi√≥n en la parte baja la segu√≠a sintiendo pero no era tan intenso. Yo me pase todo el parto pendiente de las pulsaciones de Kal√©l y otra cosa que me gusto de la epidural es que mientras la llevas el monitoreo es constante... Sobre las 16 de la tarde el dolor volvi√≥, √ļltimo tacto, la cara de la matrona lo dijo todo, sonri√≥ y dijo, "completa la cabecita esta asomando". 

Despu√©s de pasar horas controlando respiraciones fluidas y lentas, lleg√≥ el momento de los pujos, (la parte m√°s bonita de mi parto) en los que cojes aire y aprietas con todas tus fuerzas sosteniendo la respiraci√≥n. Acostada de lado, mi marido levantaba mi pierna y me la encog√≠a en cada contracci√≥n, la matrona me animaba y abr√≠a mis labios con sus dedos. En el primer empuj√≥n sent√≠a su cabecita pasando por ahi, a√ļn dentro pero la sent√≠a. Varios pujos m√°s, y pude tocarla un poquito, que blandita eraūüėć. Segu√≠a con todas mis fuerzas, cada contracci√≥n era cada vez m√°s seguida. Un pujo fuerte, Much√≠sima presi√≥n, ardor y su cabecita sali√≥. Qu√© alivio, otro pujo m√°s y mi barriga se escurri√≥ r√°pido hacia abajo!! Y lo escuche quejarse al instante, ese quejidico suyo de beb√©, yo solo dec√≠a, d√°dmelo d√°dmelo!! Y lo pusieron sobre mi pecho, que blandito! Que flexible, que cosita ¿de d√≥nde ha salido esta personita? Me daba mucho miedo manejarlo, que inseguridad, se me escurr√≠a por todos lados. El pap√° cort√≥ el cord√≥n cuando dej√≥ de latir. Pasamos dos horas pegaditos a piel, le cost√≥ abrir sus ojitos hinchados, cuando lo hizo nos miraba a pap√° y a mi, que momento de felicidad!ūüíě 2900gramos, 48cm







1 comentario:

  1. Qué bonito, real y animal relatas el parto, a la vez que de manera sencilla, así se siente. Bienvenido Kalél! Es precioso

    ResponderEliminar